Ante todo la retribución flexible es una forma de retribución totalmente voluntaria a la que el trabajador puede adherirse de forma personalizada ante la oferta que le plantea la empresa. Los empleados deciden cómo percibirán su salario, de forma que escogen qué parte del salario se seguirá recibiendo dinerariamente y qué parte del salario se recibirá por medio de productos o servicios. Esta elección hará que el empleado experimente significativos ahorros fiscales en su IRPF y económicos.

Los empleados verán cómo se incrementan sus percepciones netas (dispondrán de mayores cantidades netas totales) mediante el plan de retribución flexible que les propone su empresa. El sistema no supone costes para la empresa puesto que el bruto salarial del empleado no se ve incrementado.

Para el empleado es importante destacar que se mantienen las cotizaciones a la Seguridad Social puesto que las cantidades cobradas mediante productos y servicios (en especie) también contribuirán a la seguridad social.

La retribución flexible parte del principio incluido en la legislación laboral española aplicable en todo el territorio nacional (art. 26 Estatuto de los Trabajadores) a partir del cual el salario de todo empleado se puede flexibilizar y dividir entre una parte dineraria y una parte en especie que será como máximo del 30 por 100 de las percepciones salariales del trabajador.

La parte recibida en productos (especie) tendrá grandes ventajas a nivel del IRPF, de forma que buena parte del importe así percibido no tributará en el IRPF.

Los productos y servicios más habituales que a nivel nacional contemplan exenciones al no ser consideradas retribuciones en especie y por lo tanto no tributar en IRPF como rendimientos del trabajo, son:

El seguro médico.

Los vales comida en forma de cheques, vales o una tarjeta electrónica precargada para consumir en establecimientos de restauración.

Los vales guardería para el pago de la educación infantil de los menores de tres años.

Los vales transporte que cubran el coste de los títulos de transporte que utilice el empleado en su desplazamiento al trabajo.

Los importes destinados a la formación del empleado.

Todos estos conceptos están sujetos a determinadas condiciones de uso, importes y otros según la normativa del IRPF.

Ventajas de los Planes de Retribución Flexible:

La instauración de un Plan de Retribución Flexible supone ventajas tanto para empleado como para empresa:

Para la empresa:

* MiSalario.es facilita las herramientas y medios a la empresa para poder implementar el Plan y gestionarlo posteriormente de forma sencilla y sin costes.

* Las empresas con Planes de Retribución Flexible implementados siempre están muy bien valoradas y motivan mejor a sus empleados sin un mayor coste.

* Aportación positiva del departamento de Recursos Humanos a la gestión de la política de recursos humanos de la empresa con una herramienta de alto valor motivacional.

* Gestión eficiente de la política salarial de la empresa, se logra incrementar el salario neto de los empleados sin costes adicionaleso.

Para el empleado:

 * Es un producto voluntario, muy fácil de entender, que da amplia libertad y que hace percibir al empleado que es dueño de la elección de cómo quiere percibir una parte importante de su salario.

* El empleado ve como se incrementa su disponibilidad neta por dos vías:

a) Por el ahorro fiscal que supone el Plan.

b) y por el ahorro económico que supone la contratación de forma colectiva de productos como el seguro de salud.